Ver índice aquí

SECCIÓN 6. La Etapa Cómo de la Práctica
Aspectos de la Etapa Cómo
Registrando los Encuentros Cuándo-Cuál-Cómo
Cuándo-Cuál-Cómo Tabla de Registro
Cuándo-Cuál-Cómo Gráfico de Registro
Seguimiento de las Expresiones
Más Ejemplos
                         Problemas de Viaje
                            Un amigo necesitado
          Mascotas
                                 Reinos de la Naturaleza
Gestión de las Expectativas
                              Un maestro de escuela
                                                      Un consejero especializado en drogas


LA ETAPA 'CÓMO' DE LA PRÁCTICA

Deja que mi corazón sea sabio. Es el mejor regalo de los dioses.
Euripides




En la Sección 3, aprendimos mucho acerca de las virtudes. Vimos cómo era un día típico para un individuo que no practicaba el cuándo-cuál-cómo. Luego repetimos ese día típico y vimos que había una enorme diferencia cuando se aplicaba la práctica del cuándo-cuál-cómo a las mismas situaciones y encuentros.

Es evidente que nuestro practicante aplica la práctica y las virtudes, pero tal vez no es tan obvio cómo  las aplicó. En esta sección, vamos a examinar más de cerca la etapa cómo. Esta fase de la práctica es más abierta que las otras dos.

Está claro que tenemos que mantener nuestra atención y permanecer alertas de momento a momento durante nuestros encuentros diarios. Con nuestra conciencia centrada en el presente, aumentamos nuestra sensibilidad a nuestros pensamientos y sentimientos internos, así como a las actitudes y comportamientos externos de los que nos encontramos. Al mismo tiempo, porque somos conscientes y sensibles, podemos observar nuestro estado interno y nuestra situación externa que nos toca estar experimentando. En cuanto tengamos el hábito de mantener este estado del ser, la vida se volverá mucho más inmediata, rica y plena. Este estado desarrollado del ser es una plataforma potente desde donde practicar el cuándo-cuál-cómo.

En este punto estamos dispuestos a elegir una o más virtudes para aplicarlas a la situación que estamos viviendo. Tomando un caso del ejemplo de un día típico, después del almuerzo nuestro practicante va a la oficina de su jefa con la intención de pedir disculpas por su actitud y comportamiento negativo al principio del día. También encuentra el coraje para decirle que realmente necesita salir a tiempo porque su hijo jugará al fútbol después de la escuela. Reconoció cuándo aplicar las virtudes y eligió cuales virtudes aplicar a la situación, a saber, valor y humildad. Pero ¿cómo se aplican?

Aspectos de la Etapa Cómo

Tal vez, el elemento más evidente de esta fase cómo es que él aplica esas dos virtudes externamente, al tener una charla con su jefa. En primer lugar, fue lo suficientemente valiente para ir a su oficina y en segundo lugar, fue lo suficientemente humilde como para admitir sus defectos. Simplemente fue sincero, utilizó de nuevo su valor, para hacer frente a la cuestión de quedarse hasta tarde para trabajar. En el pasado, por temor a la desaprobación, habría adoptado una excusa falsa para salir de la situación, pero al aprender a mantenerse alineado con el corazón, se sentía más confiado acerca de ser sincero.

Otro aspecto de la fase cómo es que él se aplica estas virtudes a sí mismo. Un tercer elemento en la fase cómo es el orden o la secuencia en la que se aplican las virtudes. Cuáles virtudes aplicamos es una fase, pero la fase cómo también puede incluir la secuencia en la cual debemos aplicarlas.

La siguiente lista incluye las formas más obvias de cómo las virtudes se pueden aplicar a un encuentro.

1.     Para la secuencia de transferencia. Este es el orden en el que transmitimos las virtudes que hemos elegido. Por ejemplo, si sentimos que debemos trabajar con humildad, entendimiento y compasión usamos nuestra visión intuitiva para determinar la secuencia de la transferencia. ¿Es la secuencia H> E> C o H> C> E o E> H> C o E> C> H o C> E> H o C> H> E? Esto se ve mucho más complejo de lo que es. A medida que aprendemos a trabajar con la inteligencia del corazón, estos detalles se desarrollarán de forma natural con nuestra creciente sensibilidad, experiencia e intuición.

2.     A sí mismo exteriormente. Esto significa que expresamos las virtudes en nuestras vidas físicas a través de alguna actividad. La actividad, a su vez, refuerza la virtud y trenza otras en ella. Por ejemplo, nos damos un paseo por el parque local y expresamos nuestro agradecimiento a la naturaleza. El entorno natural refuerza nuestro agradecimiento y evoca un sentimiento de humildad. Esta experiencia desencadena el deseo de volver a casa y escuchar la Sinfonía Pastoral de Beethoven.

3.     A sí mismo de manera subjetiva o internamente. En este caso, transferimos virtudes particulares a nosotros mismos por la situación particular en la que estamos involucrados.

4.     A otros externamente a nuestro emplazamiento físico. Hablamos con los demás en su presencia y expresamos las virtudes en particular que sentimos son necesarias.

5.     A otros internamente a nuestro emplazamiento físico. Enviaremos subjetivamente las virtudes que consideremos servirán a los presentes.

6.     A otros internamente a distancia. Enviaremos subjetivamente virtudes a una persona o grupo en otra parte del mundo.

7.     A otros subjetivamente que ya no están en la vida física. En este caso les enviamos virtudes a los seres queridos que han abandonado el mundo físico, pero que creemos que están viviendo en el otro mundo, a pesar de todo quizás lo precisamos.

8.     Al pasado. Enviamos internamente virtudes a los encuentros que hemos experimentado o a situaciones que aún requieren de armonización.


9.     Al futuro. Enviamos internamente virtudes a los encuentros que podamos tener o a situaciones que se pueden desarrollar.

10. La activación de la Rejilla de la Meditación de las Seis Virtudes del Corazón en cualquier encuentro o situación —externa, interna, auto-dirigida, orientada a otros, pasadas, presentes o futuras.

La cuestión de la transferencia energética de las virtudes en el pasado y el futuro puede parecer extraño desde el punto de vista de nuestra existencia en la dimensión espacio-tiempo. Sin embargo, si el Ser Superior está más allá del espacio-tiempo, entonces es posible que nuestra alineación actual al Ser Superior a través del corazón, nos permita enviar las virtudes del corazón en el pasado y el futuro.

Otra consideración es la dimensión de un encuentro casual. ¿Está centrado en el bienestar físico, emocional, mental o espiritual? Podría ser cualquier combinación de éstas. Cómo responder a un encuentro casual puede depender de cómo nos hemos experimentado a nosotros mismos. He incluido estas perspectivas dimensionales en los ejemplos que siguen. Cabe señalar que estas perspectivas dimensionales son a su vez dependientes de las experiencias subjetivas de cada practicante. En consecuencia, mis elecciones particulares no pueden ser definitivas y no se supone que deban serlo.

Aquí hay algunos ejemplos de los puntos mencionados anteriormente.
Asistiendo a una reunión pública, trabajas internamente (5) mediante la expresión del entendimiento y el agradecimiento hacia la sala de reuniones. Debido a que esta es la primera reunión a la que has asistido, no te sientes cómodo expresando estas virtudes en el nivel físico.

• Visitando un campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial, trabajas subjetivamente con los muertos (7) de una guerra pasada expresando agradecimiento, compasión y perdón en el campo de batalla.  Sientes esto emocionalmente. Te ocurre al notar cerca dos veteranos de guerra y les expresas físicamente tu agradecimiento por su sacrificio.

Durante una plegaria o una sesión para meditar, visualizas los pueblos del mundo futuro que viven en armonía (9), mientras que subjetivamente transmites las seis virtudes del corazón en el CEHC. Esto se expresa en una combinación de las dimensiones espirituales, mentales y emocionales. Después, te mezclas con tus amigos y expresas físicamente varias virtudes a través de tus debates y comentarios.

Asistiendo a una graduación universitaria, practicas el número 10 en el presente y también aplicas el número 5 mediante la expresión del valor, el entendimiento, el agradecimiento y la humildad. A continuación, expresas las mismas virtudes a través de la aplicación del número 9. Estas transferencias abarcan las dimensiones espirituales y emocionales.

Mirando las noticias, ves un informe sobre un grupo particular de personas que sufren los estragos de la guerra. Aplicas el número 6 expresando compasión. Este encuentro se basa en algo físico, pero se aplica en la dimensión emocional.

Preocupado por tu hijo enfermo, practicas el número 3 expresando valor y comprensión y los números 4 y 5, expresando compasión, entendimiento, y valor. Este encuentro incluye las dimensiones físicas y emocionales.

Decides inscribirte en clases de natación, a pesar de tu miedo permanente al agua, practicas el 2 expresando valor. Este gesto es una muestra de las dimensiones físicas y mentales.


Registrando los Encuentros Cuándo-Cuál-Cómo

Utilizando esta lista como guía, deberías ser capaz de identificar ejemplos de la vida real al observar de cerca tus actividades y encuentros diarios. Con el fin de ayudar a identificar los diversos aspectos del cuándo-cuál-cómo he creado una tabla (véase la página siguiente) en la que estos elementos se pueden registrar. He reunido los encuentros cuándo-cuál-cómo relacionados con el escenario 'Un Nuevo Día en la Vida' y los he introducido en esta tabla. Una tabla en blanco similar a este ejemplo podría ser valiosa para registrar tus encuentros diarios y un formulario de tabla en blanco se proporciona al final de esta guía. Este es un tipo de seguimiento que es algo diferente al seguimiento que se ofrece en los Templos de Eventos. Son similares en el sentido de que su propósito es ayudar a obtener una visión general organizada del cuándo, cuál, y cómo se aplican las seis virtudes.

Según la siguiente tabla tienes un gráfico de registros que sitúa los diversos encuentros del día en sus respectivas categorías. Se proporciona una descripción visual de la práctica diaria del cuándo-cuál-cómo y, en este sentido, tiene una ventaja sobre el formato de tabla. Este gráfico de registros también se rellena con los encuentros que se enumeran en la tabla de registro. Cada bloque se rellena en función de si el encuentro se aplicó internamente, externamente, para uno mismo o para los demás.

Cada celda contiene:

• El tiempo (No todos los encuentros se supone están en el presente a menos que se indique lo contrario).
Descripción del encuentro
Las virtudes aplicadas
El tipo de encuentro
La dimensión interna, emocional, mental, espiritual

No todo el mundo va a querer registrar sus experiencias en este estilo, por lo que esto se ofrece sólo como una herramienta opcional para ser utilizada si sirve a tus necesidades. Las abreviaturas indicadas son sugerencias solamente. Si decides hacer tu propio gráfico, es posible que desees modificarlo o crear tu propio sistema de anotaciones

Te recomiendo apuntar tus encuentros diarios de alguna forma, aunque sólo sean las etapas iniciales de tu práctica. Puedes hacer esto a través de un diario y por medio de una lista de registros en esta guía.

Cuándo-Cuál-Cómo Tabla de Registro



Cuándo-Cuál-Cómo Gráfico de Registro


Seguimiento de las Expresiones

Hay múltiples combinaciones y secuencias de expresión de las virtudes. Además, cómo se expresan, ya sea internamente, externamente, a uno mismo, a los demás, en el presente, pasado o futuro sólo puede ser determinado por cada practicante. Puede que haya otros "cómo" de la práctica, que aún no sean evidentes, pero que sólo surgirán con más experiencia. En esta etapa, estamos enfocados en aprender los conceptos básicos. Antes de dejar este tema, todavía hay algunos otros factores que discutir brevemente.

"Cuando expresas una o más virtudes del corazón en un encuentro puedes observar su influencia en el evento o en los participantes mismos. La observación puede entonces guiar tu siguiente expresión, su intensidad, a quién va dirigida, y su duración. Este ciclo de expresión y observación permite una expresión más detallada, y es este ajuste el que nos lleva a avanzar en el camino de la auto-maestría emocional".

Esta cita menciona un ciclo de expresión y observación. A continuación se describen:

Expresiones Ulteriores

Su intensidad
A quién se dirige
Su duración

Por ejemplo: Informas a tu marido que vas a ver una película con tu amiga esta noche y que tendrá que prepararse la cena. ¿Cuál es su observación? ¿Está ansioso al ver que te vas? ¿Tiene una mirada de asombro en su rostro? ¿Está mostrando signos de pánico?

Bueno, voy a retroceder un poco. Tu marido llega a casa del trabajo y le dices que tu amiga llamó y que quería ver una película ya que esta es la última noche en que la pasan. Tú quieres ir con ella, por lo que tendrá que preparar su cena. Todo esto ha sucedido de forma inesperada, por lo que le pides que te perdone las molestias y que por favor entienda lo mucho que realmente quieres ver esta película. Observas sus reacciones a tus expresadas virtudes.

Él expresa compasión diciéndote que te mereces un descanso porque siempre estás sacrificando tus propias necesidades a las de la familia. Te dice que no hay problema ya se le ocurrirá qué comer.

Observas que a pesar de su última declaración, está algo inquieto. Para calmar su inquietud, expresas compasión y entendimiento con gran intensidad y duración (aproximadamente un minuto), y luego, para su agradable sorpresa, abres la nevera para mostrarle un guiso que preparaste anteriormente, que sólo tiene que calentar en el horno. También señalas todos los ingredientes que necesita para hacer su ensalada. Él expresa su aprecio y te da un fuerte abrazo de agradecimiento.

Este ejemplo un tanto juguetón tiene la intención de mostrar lo natural que puede ser la práctica cuándo-cuál-cómo. Expresamos las virtudes y observamos los resultados. De acuerdo con la situación, ajustamos la "expresión posterior, su intensidad, a quienes se dirige, y la duración."

El reto es mantenerse presente y mantener la atención mientras participas en el encuentro. La inteligencia del corazón y de las seis virtudes ayudarán a guiar el flujo de cada encuentro, si nuestra intención está alineada con el amor. Si nos abrimos al corazón, las virtudes surgirán y nos servirán para poder atendernos los unos a los otros.

Vamos a explorar un ejemplo más antes de continuar a nuestro siguiente tema. Vamos a traer de vuelta a nuestro practicante y a su familia para este ejemplo.

Recordemos que él y su esposa decidieron ayudar a sus hijos a resolver sus argumentos. Al día siguiente, se reunieron con los dos niños para una reunión familiar algo que no habían hecho durante bastante tiempo. En primer lugar, los padres expresaron su agradecimiento a los niños diciéndoles lo mucho que los amaban. Expresaron su humildad al admitir que probablemente deberían haber convocado una reunión más pronto —no permitieron argumentos ocasionales de los niños para poder así continuar y llegar al punto. Él siguió con valentía, explicando que en realidad era el más culpable porque generalmente era el padre quien ayudaba a resolver las disputas de los niños.

Nuestro practicante observó que los niños (niño de 14 años y niña de 15) parecían sorprendidos de que admitiera la negligencia en este sentido. Sintiendo esto nuestro practicante se siente fortalecido mediante una posterior expresión de humildad explicando que los padres no son perfectos y pueden cometer errores al igual que los niños, excepto que los errores de los adultos podrían tener consecuencias mayores. Extendió la duración e intensidad de este enfoque expresando comprensión.

Lo hizo transmitiéndoles una historia acerca de sus padres. Ellos eran de carácter estricto y no importaba qué "problema" surgía en su juventud, desde el punto de vista de sus padres, él siempre estaba en falta y ellos siempre tenían razón. A medida que crecía, nuestro practicante se dio cuenta de que sí, de hecho, muchas veces fue su culpa, pero a veces no era así, sin embargo sus padres nunca tuvieron el valor o la humildad de admitir sus errores. No los culpa por esto porque se dio cuenta de que sus padres fueron criados en una cultura que mantiene un sistema de creencias estricta entre padres e hijos. Era parte de su enculturación.

Continuando con su relato, describió cómo un día, cuando contaba  veinte años o poco más sus padres lo llamaron para una charla. Ellos querían decirle que mientras revisaban en sus vidas, se dieron cuenta de que debían haber sido un poco más comprensivos en su crianza. A veces, se dieron cuenta, después de los hechos, que estaban en un error, pero habían tenido demasiado orgullo para confesarle que se habían equivocado; que en varias ocasiones le habían castigado a pesar de la sensación de que no era el mejor método de enseñar lo correcto e incorrecto. Ellos admitieron haber cometido errores, pero fue únicamente tratando de hacer lo mejor para él. Desde ese día en adelante, le dijo a sus dos hijos, su relación con sus padres fue mucho más positiva, abierta y honesta, debido a su valor y a su humildad en admitir que no eran más que humanos.

Cuando terminó su historia, parecía que existía una maravillosa sensación de entendimiento, agradecimiento y compasión en la habitación. Intuía que estas virtudes rebotaban de un lado a otro entre todos los presentes. La razón de su reunión se perdió en este campo de energía amorosa. Todo el mundo se vio afectado por la liberación de estas virtudes.

Nuestro practicante observa ahora que sus hijos realmente entendieron que él y su esposa los reconocían y los entendían como hijos que merecían un juicio justo cuando surgieran problemas. Sin embargo, también entendieron que él y su esposa seguirán siendo los padres que están ahí para guiarlos y definir los límites de sus actividades y comportamientos. Totalmente presente, observando y sintiendo todo esto, él visualizó la red de las seis virtudes que abarcaba toda su familia mientras les preguntó a sus hijos de qué iban todas sus discusiones. 

Varios días después, la hija de nuestro practicante se le acercó y le preguntó sobre su práctica del cuándo-cuál-cómo. Ella le había oído explicársela a su esposa y ella quería saber de qué se trataba. Nuestro practicante hizo todo lo posible para explicar a su hija y luego le recomendó tomar el ordenador familiar e ir a la página web Event Temples para explorar por sí misma. Antes de hacer esto, ella le preguntó qué pensaba "mamá" acerca de estas ideas raras, pero intrigantes. Él le respondió que su madre estaba un poco indecisa sobre la propia práctica, pero siempre había creído que el amor era la mejor medicina para curar cualquier cosa. Así, ella también había ido a la página web y ahora estaba leyendo "Vivir desde el Corazón." Su hija parecía satisfecha con estos comentarios y dijo que iba a echarle un vistazo.

No he insertado las virtudes que se están aplicando en este último ejemplo con el fin de darte la oportunidad de identificarlas por ti mismo. Cabe mencionar aquí que el procedimiento cuándo-cuál-cómo no es tan complicado como parece en estos ejemplos. Si parece complicado es porque estamos diseccionando conversaciones humanas con el fin de indicar cuándo, cuál, y cómo se aplican las diversas virtudes del corazón. Mientras persistes en la práctica, sin embargo, encontrarás que inteligentemente y sin dificultades el corazón energético fluye a través de tus interacciones y conversaciones. Esto es parte de la inteligencia del sistema corazón-mente a medida que interactúa con la inteligencia de las seis virtudes. El sistema corazón-mente está diseñado para trabajar en equipo y este sistema responderá de forma natural a la presencia y a la aplicación de las seis virtudes, si tomas la decisión de aplicarlas.

La triste realidad es que muchos de nosotros no llegan a tender la mano a los demás de una manera honesta y cariñosa. El poder de vivir desde el corazón es efectivo, creo, porque la bondad amorosa es un rasgo innato del ser humano genuino. La palabra clave aquí es "genuino". El verdadero "tú" es el Ser Superior existente detrás de la máscara de la personalidad-ego. Ese aspecto superior de nuestro propio ser está morando en el corazón energético. Se abrirá a nosotros si nos abrimos a él. Eso, creo, es parte de nuestro diseño.

Es como si tuvieras un coche caro con un motor de alto rendimiento, pero debido a tu falta de conocimiento, alimentaste ese motor con bajo octanaje, el combustible menos refinado. Entonces, un día, alguien con un conocimiento de los motores te informa que posees un motor de alta calidad y que se desempeñará notablemente mejor si le das el combustible adecuado. Si lo haces, permitirás que el motor actúe de acuerdo con las especificaciones de los ingenieros que lo diseñaron. No puedes creerlo, pero decides seguir el consejo de esta persona y te procuras el combustible de mayor calidad. Estás sorprendido por los resultados y te maravillas de la enorme diferencia en la eficiencia y la mejora de la calidad general de tu experiencia al volante.

Esta simple analogía muestra cómo, con el conocimiento correcto, una voluntad de cambio, y la aplicación de las energéticas correctas, podemos ser eficientes y experimentar una mejor calidad de vida. Nuestro objetivo entonces, es transmitir el conocimiento que hemos recibido para que otros puedan beneficiarse, lo que contribuye a la calidad de vida en general para todo el mundo en nuestro planeta.

Más Ejemplos

Problemas de Viaje. Has abordado tu avión para un vuelo a casa y después de veinte minutos, el piloto anuncia que hay una emergencia en los vuelos que retrasará el despegue durante al menos dos horas. Estas situaciones agravantes y frustrantes son el momento adecuado para la práctica cuándo-cuál-cómo. Cuando nos encontramos con una situación particular que realmente altera nuestro equilibrio emocional, el evento es nuestra oportunidad de estar presentes y observar lo que nos está ocurriendo internamente. Toma el papel del observador. Separa tus sentimientos y pensamientos de ti, el observador. Esto puede minimizar la frustración.

Tal vez, este problema requiere entendimiento y humildad (aunque pueden aplicarse aquí virtudes adicionales, vamos a mantenerlo tan simple como sea posible). ¿Cómo se aplica estas virtudes a esta situación? Después de examinar tu propio estado interno, es el momento de llegar a los demás, ya sea interna o externamente, o de ambas maneras.

Por ejemplo, si la persona a tu lado está muy molesta por la situación, es posible que desees expresar exteriormente tu propia frustración, y después hablar sobre el problema de una manera positiva a través de la virtud de la comprensión. La virtud de la humildad podría introducirse señalando que probablemente todos en el avión tienen planes que van a ser interrumpidos por el retraso. En otras palabras, estás comunicando que todo el mundo se ha quedado atascado en la misma situación.

A continuación, puedes dirigir al campo emocional de la aeronave las virtudes que sientas son las más adecuadas para el evento. Esto hace dos cosas. En primer lugar, ayuda a calmar la situación, mediante la introducción de la energía emocional positiva en el campo colectivo. En segundo lugar, necesitas enfocarte en ti mismo y en consecuencia reduces o cortas el flujo de las emociones negativas que están presentes en tu campo individual. El punto es, que si estás expresando coherencia a través de la práctica del cuándo-cuál-cómo, estás centrado en el Ser Superior y en el corazón energético —no en la personalidad-ego. Entonces eres parte de un más alto flujo circulatorio del alma, en vez de una más baja circulación, menos refinada, del mundo de la personalidad-ego.

Un amigo necesitado. A menudo nos enfrentamos a una situación en la que un amigo está en crisis y necesita hablar de ello. Supongamos que un amigo ha venido a ti para hablar de un problema personal. Le estás prestando un oído comprensivo y proporcionándole apoyo personal por su situación. Esta es una expresión externa de la compasión y el entendimiento, pero ¿cómo se pueden aplicar más virtudes a esta crisis? Por ejemplo, es posible extender tu compasión a la dimensión interna visualizando que fluye la compasión hacia fuera desde tu corazón al corazón de tu amigo. Esta activación interna de una o más virtudes podría muy bien ser más potente y eficaz que escucharle comprensivamente, aunque ambas son importantes.

Un punto útil aquí es darnos cuenta que la activación de la práctica del cuándo-cuál-cómo en nuestra vida diaria va en contra de nuestro habitual estilo de interacción social. En su mayor parte, estamos acostumbrados a interactuar con los demás en el plano físico de la vida. Por lo tanto, cuando estamos sentados con un amigo que tiene que hablar de un problema, nos comunicamos de forma automática (palabras y lenguaje corporal) en el nivel físico. Probablemente sentimos simpatía y quizás empatía, pero no estamos participando proactivamente con nuestro amigo en el plano interno. Por supuesto, mucho más puede estar ocurriendo a nivel subconsciente, pero nuestro objetivo es llegar a ser practicantes conscientes, no ser simplemente simpatizantes pasivos.

Cuándo-cuál-cómo aborda el nivel emocional interno subjetivo de una manera pro-activa. Estamos dirigiendo intencionadamente virtudes del corazón específicas a nuestro amigo o cualquiera que  nos encontremos por casualidad. No estamos acostumbrados a interactuar de esta manera con los demás (o con nosotros mismos, para el caso). Es por esto que nos olvidamos de participar de la práctica tan a menudo y es por eso que tenemos que trabajar duro en entrenarnos para recordar estar presentes, para observar y practicar.

Mascotas. ¿Podemos aplicar la práctica cuándo-cuál-cómo a nuestras mascotas? Por supuesto que podemos y debemos hacerlo. ¿Cómo lo hacemos? El aspecto cómo realmente no es muy diferente a la forma en que aplicamos las virtudes a nuestros compañeros humanos. El curso obvio que nos viene a la mente es la de enviar a nuestras mascotas las virtudes de la compasión y el agradecimiento, aunque es posible que desees expresar perdón si dejan accidentalmente un lío en tu alfombra. 

Como se ha mencionado a menudo en esta guía, cuando practicamos cuándo-cuál-cómo estamos comprometiendo al Ser Superior y al corazón energético. Si estamos solos la mayor parte del día, las mascotas son una fuente perfectamente válida para nuestra práctica. Mientras fluyen las virtudes a nuestras mascotas, estamos activando el flujo de poderosas energías espirituales en nuestro entorno familiar. Esta es una buena cosa. Nuestras mascotas se benefician, nosotros nos beneficiamos, nuestro espacio vital emocional se beneficia. Es ganar, ganar, una situación en la que todos ganan.

Reinos de la Naturaleza. Cuando trabajamos con los animales domésticos, estamos trabajando con el reino animal. No hay ninguna razón obvia por la que no podamos practicar cuándo-cuál-cómo en todos los reinos de la naturaleza. Por ejemplo, podemos visualizar las virtudes del corazón que se extienden por todo el reino animal de nuestro planeta. Cuando entramos en nuestro patios, jardines o parques públicos, podemos practicar el cuándo-cuál-cómo expresando agradecimiento y humildad para el reino vegetal. El punto es que podemos irradiar las virtudes del corazón a todo el mundo natural. Una vez más, nuestro condicionamiento cultural puede tender a limitar nuestras creencias acerca de irradiar amor divino a todo el mundo. Creemos que los demás seres humanos necesitan las virtudes del corazón, pero que el mundo natural no. Sin embargo, el medio ambiente planetario está sufriendo por la incapacidad de la humanidad a vivir desde el corazón, igualmente estamos sufriendo nosotros los seres humanos.

Gestión de las Expectativas

Un maestro de escuela quiere mejorar la relación entre él y sus estudiantes. Él decide enviarles comprensión y agradecimiento durante una semana, al final de la cual se evaluará la situación. Si no ha mejorado, intentará otra estrategia.

Este profesor ha impuesto un límite de tiempo en virtudes que existen más allá de la dimensión espacio-tiempo. Se ha establecido una condición restrictiva para el éxito. Si una semana es demasiado larga o no, no tiene importancia. El fundamento subyacente de la práctica es que estamos aprendiendo a trabajar desde el punto de vista del Ser Superior, el cual trasciende la realidad espacio-tiempo de la personalidad-ego.

Mediante el establecimiento de un límite de tiempo, este individuo está diluyendo la eficacia de las virtudes mediante la imposición de restricciones sobre ellas. Por lo tanto, antes de que comiencen a fluir las virtudes a sus alumnos, está limitando la eficacia de las virtudes mediante la creación de condiciones que no se aplican a ellas debido a que, como el alma, existen en un estado subjetivo más allá del mundo de la forma de tres dimensiones.

Un consejero especializado en drogas está trabajando con un adolescente que se ha involucrado con las drogas en la escuela. Ella ha estado trabajando con los jóvenes durante diez años y ahora ha añadido la técnica cuándo-cuál-cómo a su práctica de asesoramiento.

Debido a que ella está acostumbrada a una postura estricta sobre sus jóvenes clientes, la práctica de transferirles las virtudes del corazón es en cierto modo un nuevo enfoque. Ella ha visto demasiadas reincidencias y, en consecuencia, su aplicación de las virtudes está a menudo acompañada por la expectativa del fracaso. Esto no es necesariamente culpa de ella, sino simplemente el resultado de su larga experiencia en el campo de ser testigo de la incapacidad de los usuarios para superar sus hábitos de drogadicción.

En este caso, las expectativas negativas de la consejera son un obstáculo difícil para ella de eliminar, debido a la miasma emocional negativa de la drogadicción. Para gestionar estas expectativas negativas, ella debe trabajar construyendo energía emocional positiva en su vida sustituyendo las expectativas negativas del pasado por las virtudes del corazón.

Vemos en estos dos casos que el factor tiempo juega un papel importante en la práctica del cuándo-cuál-cómo. Para qué están las expectativas, salvo para la anticipación y la esperanza de un resultado o consecuencia que es más a menudo el deseo de la personalidad-ego en lugar de la del Ser Superior. Es por ello que el cultivo de la neutralidad ante el trabajo con las virtudes es importante.

Debemos estar dispuestos a confiar plenamente en la inteligencia del corazón para gestionar las situaciones que nos encontremos. Practicamos cuándo-cuál-cómo y nos colocamos a un lado para permitir que las virtudes hagan su trabajo de transformación. Nos colocamos a un lado, pero permanecemos atentos, listos para iniciar, de ser necesario, cualquier seguimiento sobre la expresión de las virtudes.

La conclusión es que nuestras expectativas ponen un espacio-tiempo, la personalidad-ego "gira" sobre las virtudes, esto es innecesario y es más probable su ineficacia que su eficacia. Si esperamos demasiado o muy poco de los resultados, estamos proyectando nuestros deseos a los demás, perjudicando así nuestro juicio acerca de cuándo, cuál y cómo vamos a practicar hacia esta persona o situación la próxima vez.

Esto muy probablemente significa que, la próxima vez, vamos a abordar el encuentro desde la perspectiva de la personalidad-ego del espacio-tiempo, con todo el bagaje del pasado. Esta no es la forma en que practicamos. Practicamos con una actitud neutral y no prejuiciosa, centrada en el corazón energético, y alineada con el Ser Superior. Esto es lo neutral, el sol espiritual interior que brilla su amor divino a todos, sin límites de tiempo, los prejuicios de la memoria de la personalidad-ego.


El propósito de este Blog es llevar a la comunidad hispano-hablante el material del sitio Web EventTemples.com, te animamos a que participes en él.


Translate